viernes, 4 de octubre de 2013

A Lasquetty no le gusta la Comisión Nacional de la Competencia

Recientemente la Comisión Nacional de la Competencia ha publicado un informe sobre la privatización sanitaria en España.


Aunque falten datos de Andalucía y Galicia, por la falta de colaboración de sus gobiernos autonómicos con la comisión, el informe es bastante completo. Tal y como se resume aquí, es muy crítico con los concursos para las privatizaciones de la gestión de hospitales y centros de salud, asociada o no a la construcción y el mantenimiento de los mismos con modelos de colaboración público-privada, que implican un contrato a largo plazo de la empresa concesionaria con una administración pública.

Realmente, la falta de competencia en los procesos de privatización sanitaria realizados en España es alarmante. Baste un dato ya publicado: 4 de cada 10 hospitales se han privatizado con una sola oferta. Este dato se refiere a todos los concursos de construcción y/o gestión de hospitales y centros de salud. En los 43 concursos analizados, hay 22 de construcción y gestión no sanitaria, 14 de construcción y gestión integral, 5 de gestión sanitaria y 2 de gestión no sanitaria. La proporción respecto a la falta de competencia empeora si analizamos exclusivamente los 19 concursos en los que se privatizaba la gestión sanitaria de hospitales y centros de salud (el núcleo de su actividad) asociada o no a la construcción y el mantenimiento de los centros. Comprobamos que en 15 de los 19 concursos se había presentado una única oferta. Es decir, en el 80% de los concursos en los que se privatizó la gestión sanitaria de un hospital o centro de salud en España no hubo competencia. Os dejo la hoja de cálculo con el listado de los centros aquí.

Conviene tener en cuenta que el Sistema Nacional de Salud y los servicios autonómicos de salud distribuyen los centros asistenciales asignándoles una población determinada de asegurados (un número de tarjetas sanitarias), por lo que no se promueve una competencia de los centros para captar pacientes sino un reparto territorial adecuado de los recursos sanitarios. Por tanto, la empresa concesionaria del hospital pasa a gestionar prácticamente un monopolio en el que tiene la demanda garantizada y la financiación del Estado comprometida a largo plazo. No hay competencia en la adjudicación y prácticamente tampoco en la gestión.

Parece evidente que hablar de competencia tanto en lo que se refiere a la adjudicación de los centros como en el desarrollo de la gestión de los mismos es una ilusión más que una realidad. El que intente justificar la privatización que no lo haga por esto.

El caso es que en Madrid en el "concurso" para la privatización de la gestión de 6 hospitales se ha producido además la sorprendente "coincidencia" de que 3 empresas que optaban a 5 lotes (había un lote de dos hospitales)  han presentado ofertas sin competir entre sí: una empresa se queda la gestión de un hospital, la otra de dos y la otra de tres, y cada una ha presentado la oferta exactamente por el hospital que sabía que se iba a quedar.

El informe de la Comisión Nacional de la Competencia señala en su página 37 algo que desde los grupos de la oposición ya le hemos dicho al consejero de Sanidad en varias ocasiones: la probabilidad de que esa combinación de ofertas se deba al azar es prácticamente nula. Dejo en este video de un minuto el comentario del consejero al respecto en el pleno de ayer en la Asamblea de Madrid.

video

En realidad la Comisión Nacional de la Competencia no desaparece sino que se integrará en la nueva Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Actualmente la privatización está suspendida de forma cautelar por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, aunque no por una cuestión de competencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario